¿QUÉ HAGO SI ME ENCUENTRO UN VENCEJO?

09-07-19

¿QUÉ HAGO SI ME ENCUENTRO UN VENCEJO?

¿Qué hago si me encuentro un vencejo?

No es raro que nos encontremos una cría de vencejo que ha abandonado el nido antes de tiempo si no les ayudamos estará condenado. Para ello lo primero es acudir a un Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) y que sea cuidado por profesionales; pero a veces estos no pueden aceptar más aves.

Si decidimos intentarlo nosotros de forma particular, y tras informar en un CREA debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Cogeremos al ave con firmeza para que no se mueva por la mano impidiendo que deteriore sus plumas. El animal no nos puede hacer daño por muy fuerte que se agarre.
  • Seguimos con una inspección para evaluar daños, en caso de encontrarlos debe ir sí o sí a un CREA.
  • Podemos guardarlo en una caja de cartón con unos orificios en la tapa, nunca una jaula pues se hará daño con los barrotes. Pondremos papel absorbente que iremos cambiando para que esté siempre limpio. Si hace calor, coloquemos la caja en una zona fresca de nuestra casa, pero NUNCA mojemos ni bañemos al ave podría causarle la muerte.
  • No debemos introducir el pico en agua, si esta entra por las narinas llegará a los pulmones provocando una neumonía. El agua que recibe con la dieta es suficiente.
  • Si encontramos un polluelo “espabilado” y con energía lo siguiente es buscarle alimento (en el siguiente post hablaremos de esto). Si por el contrario está apático y apenas se mueve pueden ser por hipotermia (si lo recogimos tras pasar la noche en el suelo) o por deshidratación (si por el contrario lo hemos encontrado en las horas más calurosas del día). La hipotermia puede tratarse simplemente metiéndolo en la caja y resguardándolo en casa, para la deshidratación sería conveniente conseguir suero fisiológico en una farmacia y posarle una gota en la comisura del pico y observar si el vencejo la bebe rápidamente.
  • Con forme vayan pasando los días nuestro pequeño se irá preparando para el vuelo, lo único que debemos hacer es meterlo en una caja donde la anchura le permita agitar las alas así las irá fortaleciendo. No debemos incitarle a volar dentro de casa, recordad que el vencejo está programado para volar toda su vida tras ese primer salto y volver a posarse puede hacerle mucho daño.
  • El momento de la suelta: sabremos que está preparado porque las plumas de sus alas han perdido los cañones en la base y porque él intentará salir volando siempre que abramos su caja. Si ha llegado ese día buscaremos un lugar despejado, sin edificios, por la tarde tras pasar las horas de más calor, cogeremos al ave y abriremos nuestra mano. No hace falta que le empujemos ni lo tiremos hacia arriba, él solo saldrá volando.

Para este momento es importante que no olvides un pañuelo porque te aseguro que unas lágrimas caerán por tu mejilla. Os puedo asegurar que es un experiencia muy emotiva, que recordaréis siempre que unos vencejos revoloteen cerca.

 

Fuente: SEO/BIRD LIFE


ALIMENTACIÓN DEL VENCEJO